5th IMCWP, Contribution of Peruan Communist Party

6/19/03 11:59 AM
  • Peru, Peruvian Communist Party 5th IMCWP Es South America Communist and workers' parties

Athens Meeting 19-20 June 2003, Contribution by Peruan
[Sp.]
--------------------------------------------------
From: SolidNet
mailto:unidad@ec-red.com
=================================================
by Renan Raffo Mu�oz

BALANCE DE LAS JORNADAS DE MAYO

Crisis Politica Y Luchas Sociales

Las vigorosas y contundentes jornadas de lucha
protagonizadas por el poderoso sindicato de maestros del
Per� -SUTEP- los sindicatos de profesores de los institutos
de Educaci�n Superior -SIDEP-, de los trabajadores
administrativos del sector educaci�n .SUTASE-, los
trabajadores del Poder Judicial y los de la Seguridad
Social, as� como los productores agrarios agrupados en el
gremio de usuarios de los distritos de riego de pa�s;
respaldados firme y solidariamente por la CGTP, las dem�s
centrales sindicales, los frentes regionales, los partidos
pol�ticos de izquierda y la gran mayor�a del pueblo,
hicieron tambalear al gobierno de Toledo y elevaron al
m�ximo la confrontaci�n entre los que pugnan por mantener y
profundizar los ejes centrales del modelo neoliberal a
costa de mayor represi�n y los que luchan por una pol�tica
econ�mica que resuelva los graves y acuciantes problemas
del pueblo.

El Car�cter De La Crisis

El gobierno volvi� a incurrir en crasos errores en la
caracterizaci�n y encaramiento de la crisis. Nuevamente la
imprevisi�n y la b�squeda de salida al conflicto por el
lado de la represi�n y el autoritarismo. Tal como ocurri�
con el "Arequipazo" en las hist�ricas jornadas contra las
privatizaciones el gobierno volvi� a echar mano a las
"tesis conspirativas" parta explicar la crisis,
responsabilizando de ella nuevamente a los trabajadores en
lucha o a la a la "acci�n conspirativa" de Patria Roja,
a la mafia fujimontesinista o a los remanentes del
senderismo, grave error de caracterizaci�n que conduce
inexorablemente a la l�gica represiva.

Ciertamente la mafia y el senderismo pugnan por neutralizar
la acci�n de la justicia en busca de impunidad, pero no
gobiernan ni deciden la pol�tica econ�mica que es la causa
principal del creciente descontento popular. La
responsabilidad de esa nefasta pol�tica que Toledo se
comprometi� a cambiar es de exclusiva responsabilidad del
gobierno.

De otro lado la derecha de dentro y fuera del gobierno
demuestra la inconsistencia de sus argumentos cuando de un
lado pregona en siete idiomas que la izquierda no existe,
que el socialismo y el comunismo est�n bien muertos y
enterrados y de otro lado curando el pueblo se levanta,
desempolvan las viejas tesis macartistas para acusar a los
comunistas al m�s viejo estilo dictatorial de "complot
comunista" de agitadores, desestabilizadores y otras
monsergas.

Estamos Por La Democracia

Nadie en la izquierda quiere que este gobierno fracase, por
que lo que vendr�a seria peor, pero ni los comunistas, ni
los dem�cratas, ni el pueblo en general est�n dispuestos a
aceptar pasivamente la actual situaci�n de inequidad, de
pobreza y de injusticia a la que nos condena la ortodoxia
neoliberal que persiste tercamente en aplicar el gobierno.
Por el contrario, el gobierno deber�a escuchar al pueblo y
enmendar rumbos si realmente como dice quiere fortalecer la
democracia. Recurrir a los cuarteles para acallar al
pueblo es propio de las dictaduras Sr. Toledo.

El Gobierno Se Derechiza Y Profundiza La Represion

Toledo ha venido apart�ndose del pueblo que lo llev� al
gobierno, incumplimiento sus compromisos y reforzando su
alianza con la derecha neoliberal que convivi� y se
benefici� de la dictadura, con las transnacionales y el
imperialismo, manteniendo los privilegios de los primeros y
poni�ndose al servicio del poder imperial como podemos
apreciar en su pol�tica internacional frente a la invasi�n
de Irak y su apoyo a los sucios planes norteamericanos de
agresi�n a Cuba socialista. Ello explica por que los
pueblos del sur del pa�s que votaron masivamente por Toledo
hoy dicen con indignaci�n "y va a caerel mentiroso va a
caer" o "con marchas lo pusimos y con marchas lo sacamos".

Esa es la raz�n por la que la CONFIEP, la Sociedad Nacional
de Industrias , la CAPECO, etc., y los partidos pol�ticos
de la derecha neoliberal mas conservadores como Unidad
Nacional, el FIM, Solidaridad Nacional, Somos Per�, etc.,
aplaudieron y defendieron con u�as y dientes el estado de
emergencia.

La Psocion De Los Partidos Politicos

Est� claro que los objetivos de la derecha, sobare todo de
Unidad Nacional, es desgastar al m�ximo a la actual
administraci�n capitalizar para su fuerza el repudio de las
grandes mayor�as pretendiendo con ello ser su relevo el
2006. Por su parte el FIM se esfuerza por demostrar al
gobierno que es su aliado incondicional, porque sabe que es
el �nico camino para mantener su alianza con el gobierno.

El Apra brinda hasta cierto punto apoyo a las luchas
populares, al tiempo que critica determinados aspectos de
la pol�tica de Toledo, pero al mismo tiempo se cuida de no
enemistarse con la derecha empresarial ni con el Fondo
Monetario Internacional con la mira puesta en la
presidencia de la rep�blica para Alan Garc�a en el 2006.
Acci�n Popular ha expresado su apoyo a las luchas del
magisterio, pero frente a ala convocatoria de la CGTP a
movilizarse en contra del estado de emergencia opt� por
apoyar el estado excepci�n responsabilizando a los
dirigentes sindicales de las consecuencias de la represi�n.

El PCP y dem�s fuerzas de izquierda hemos mantenido como
siempre una posici�n firme de rechazo a la pol�tica
represiva y de apoyo a las justas demandas de magisterio,
de los productores del campo y dem�s gremios en conflicto,
demandando al gobierno el cambio de la pol�tica econ�mica y
la b�squeda de soluciones por la v�a del di�logo
democr�tico a las reclamaciones que la gran mayor�a del
pueblo reconoce como justas. En ese sentido debemos
persistir invariablemente en esa l�nea de defensa de la
democracia pero con justicia y soberan�a.

El Pueblo Derroto Los Augurios Violentistas De La Derecha

La gran derrotada de esta contienda es la derecha
neoliberal, cuyos voceros incitaban abiertamente a la
represi�n augurando que la jornada de lucha, del 3 de
junio, de la CGTP iba a dejar como saldo muertos, heridos,
adem�s de graves da�os a la propiedad privada y p�blica
responsabilizando de antemano a los convocantes de la
jornada de protesta. El pueblo no cay� en la provocaci�n
y con toda firmeza y sin violencia sali�
multitudinariamente a defender la democracia haciendo
fracasar los tenebrosos augurios de la derecha m�s
reaccionaria. Como sabemos la jornada fue contundente y
multitudinaria en todo el pa�s, pac�fica y ordenada,
demostrando que la violencia no proviene del pueblo
organizado sino de las provocaciones de las fuerzas
represivas. El gobierno tuvo que replegar a los miembros
de las FF. AA. y particularmente retirar las tanquetas de
la Plaza Dos de Mayo que vigilaban el local de la CGTP.
Ello significa que finalmente sali� ganando la democracia.

Aunque a�n est� vigente, formalmente, el estado de
emergencia, en la pr�ctica fue derrotado en las calles y al
gobierno no le queda otra decisi�n que levantarlo al m�s
breve plazo.

De esta dura confrontaci�n han salido perdiendo los
sectores derechistas del gobierno y la derecha neoliberal
m�s conservadora que decretaron, aconsejaron, avalaron o
atizaron con entusiasmo digno de mejor causa el estado de
emergencia, medida de excepci�n prevista para situaciones
extremas -que no lo era en este caso- y con lo cual se puso
en manos de las Fuerzas Armadas la custodia del orden
interno, abriendo con ello las puertas a una brutal
represi�n que alcanz� niveles extremos en ciudades como
Puno, Barranca y otros lugares del pa�s con los tr�gicos
resultados que todos conocemos.

La responsabilidad pol�tica de la vida del estudiante
asesinado Edy Johny Quilca Cruz en Puno, de las decenas de
heridos de bala y de los cientos de detenidos es de quienes
ordenaron la represi�n y de quienes la avalaron
abiertamente.

En Conclusion

Las luchas sacaron a flote: a) Las enormes debilidades, la
imprevisi�n y errores del gobierno para encarar y resolver
las justas demandas sociales, b) La insostenibilidad de la
actual pol�tica econ�mica y de la estabilidad democr�tica
en las actuales condiciones de pobreza y miseria de la gran
mayor�a de la poblaci�n, c) Las enormes inequidades y
privilegios existentes en la distribuci�n de la riqueza que
se genera en el pa�s, d) El creciente cuestionamiento y
resistencia al modelo econ�mico y sobre todo al pago de la
deuda externa que succiona anualmente m�s de la cuarta
parte del presupuesto nacional, impidiendo atender las
justas demandas de los maestros, trabajadores y el pueblo
en general.

Como advertimos en el Pronunciamiento del Partido, la
extrema medida ha tenido resultados contraproducentes
debilitando a�n m�s la fr�gil democracia existente en el
pa�s. El gobierno sigue deterior�ndose. Seg�n las
encuestas realizadas despu�s de la declaratoria del estado
de emergencia y las multitudinarias movilizaciones de
rechazo, s�lo el 11% de la poblaci�n apoya su gesti�n,
mientras el 83% la desaprueba; esto es un claro indicador
del ahondamiento de la crisis.

Qued� demostrado que sin justicia social no hay democracia
estable y que no hay salida a la actual crisis si el
gobierno no enmienda el rumbo econ�mico y atiende las
urgentes demandas sociales. No basta reconocer de los
dientes para afuera que las demandas del pueblo son justas,
mientras se oponen rotundamente a la modificaci�n de la
pol�tica econ�mica anti social que aplica el actual
gobierno.

De otro lado ha quedado demostrado que la represi�n no es
el camino para afirmar la democracia y salir de la crisis
de gobernabilidad; el camino es radicalizar la democracia,
estableciendo pol�ticas influyentes, terminando con los
privilegios tributarios, replanteando con firmeza el pago
de la injusta e inmoral deuda externa, reactivando nuestra
econom�a y asumiendo una pol�tica internacional soberana en
conjunto con todos los pueblos de Am�rica Latina y el
Caribe que luchan contra los planes de dominio econ�mico,
pol�tico y militar del imperio.

El movimiento sindical, particularmente la CGTP, ha
fortalecido su autoridad ratificando su posici�n
principista de defensa de la democracia, de la paz y la
justicia social.

En el caso del SUTEP se han podido apreciar problemas
internos, que har�amos mal en no reconocer que �stos tienen
su origen en errores de conducci�n del movimiento
magisterial, que luego de terminada la huelga deben
ventilarse democr�ticamente. Sin embargo no debemos avalar
a quienes en plena lucha han pretendido dividir al
magisterio, paralelizando a su direcci�n nacional,
igualmente no avalamos a quienes desde una postura
ideol�gica dogm�tica, postulan posiciones maximalistas que
mellan la unidad y divide al gremio.

Las jornadas de lucha han puesto una vez m�s en el tapete
la necesidad de construir una alternativa de cambio desde
el campo popular para darle salida a la actual crisis por
el lado de los intereses del pueblo, porque la pr�ctica
demuestra que no basta la acumulaci�n social, es
indispensable avanzar cualitativamente a la acumulaci�n
pol�tica forjando una amplio movimiento pol�tico social
capaz de ser gobierno y poder en representaci�n de los
trabajadores y de todos los que luchamos por el cambio de
nuestro pa�s.

Seguir fortaleciendo la unidad y el desarrollo org�nico del
movimiento obrero y popular alrededor de la CGTP, y de los
Frentes Regionales y, al mismo tiempo, trabajar por
construir el proyecto pol�tico del pueblo son las tareas
principales que tenemos hoy la izquierda: comunistas,
socialistas, y sectores democr�ticos y progresistas del
pa�s.

Lima, 4 de junio del 2003.