6th IMCWP, Contribution of PArty of Communists, Mexico

10/8/04 12:45 PM
  • 6th IMCWP Es Central America South America Communist and workers' parties

Athens Meeting 8-10 October 2004, Contribution of PC,
Mexico [Sp.]
-------------------------------------------------
From: SolidNet, Tuesday, 19 October 2004
http://www.comunistas-mexicanos.org ,
mailto:comunista@prodigy.net.mx
==================================================

Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros
La resistencia a la agresividad imperialista. Frentes de
lucha y alternativas
Atenas. Octubre del 2004

Contribuci�n presentada por el camarada P�vel Blanco
Cabrera,
integrante de la Direcci�n Colectiva del Comit� Central,

Queridos camaradas:

El tema del Encuentro es de alta importancia en las
condiciones actuales y queremos expresar en ese contexto
algunas opiniones.

Estamos convencidos que la disyuntiva principal de la �poca
es entre socialismo o barbarie; el capitalismo en su fase
imperialista orilla al genero humano al hundimiento en
t�rminos de cat�strofe social, cultural y ambiental. Lo que
bien ha sido caracterizado como neokeynesianismo militar no
ser� soluci�n a la crisis estructural y terminal del
capitalismo. Como se ha demostrado, el imperialismo yanqui
dejo de ser el gran inversionista y se ha convertido en el
gran receptor de inversi�n extranjera. Quienes so�aron con
resolver la depresi�n econ�mica de los EEUU con una
pol�tica de guerra han encontrado la pesadilla de que los
pueblos resisten, lo que coincide con la bancarrota
ideol�gica y civilizatoria de la democracia neoliberal, que
es sustituida por el andamiaje de la seguridad nacional,
lucha antiterrorista y ataques preventivos, que sirve para
un despliegue neocolonial abierto, violaci�n de la
soberan�a e independencia de las naciones y apropiaci�n de
sus riquezas naturales.

Luchar contra la guerra y las intervenciones es de central
importancia y ello se expresa en la movilizaci�n
antib�lica, y directamente contra el aumento de
presupuestos de guerra, bases en el exterior, empleo de
criminales armas de destrucci�n masiva, m�s tambi�n y esto
lo consideramos fundamental, en la solidaridad con los
pueblos que resisten las formas directas de la agresi�n del
imperialismo. La justa lucha de pueblo iraqu� contra el
ocupante es una heroica p�gina en la historia del g�nero
humano, pues ha empantanado la campa�a permanente anunciada
por Bush el 20 de septiembre del 2001. Apoyar la lucha por
la inmediata salida de las tropas norteamericanas y su
grotesca coalici�n, as� como reivindicar la soberan�a del
pueblo iraqu� sobre su petr�leo, a darse la forma de
gobierno que mejor le corresponda, es fortalecer la lucha
antiguerra.

El mismo rango de importancia tiene la solidaridad con
Palestina, que esta en el quinto a�o de su intifada, con
una vocaci�n ilimitada por la dignidad. En Afganist�n la
resistencia tambi�n es permanente. Una campa�a de
solidaridad internacional, por la inmediata e incondicional
salida de las fuerzas ocupantes es necesaria.

En el caso de Corea popular, Bush est� expresado en el
marco de su campa�a electoral que es preciso endurecerse
contra esta naci�n, obvio resulta que la defensa de la
Rep�blica Popular Democr�tica de Corea deber� tener
consonancia con estas nuevas amenazas.

La Revoluci�n Cubana enfrenta la m�s terrible ofensiva.
Desde el pasado mes de mayo la direcci�n revolucionaria de
Cuba socialista movilizo sus fuerzas frente a la objetiva
posibilidad de una agresi�n; en dos ep�stolas el Comandante
Fidel Castro advirti� con gran sentido del honor y la
responsabilidad la decisi�n de ratificar el rumbo
socialista y defenderlo con todo lo necesario. En ese
perfil se monto una provocaci�n en la que el gobierno
mexicano, cumpliendo una instrucci�n de Bush, rompi� sin
argumentos cre�bles relaciones diplom�ticas con la
Rep�blica de Cuba. La movilizaci�n inmediata del pueblo de
M�xico, organizaciones populares y clasistas, impusieron al
gobierno el restablecimiento de las relaciones y
desmontaron el intento de presentar a la Revoluci�n Cubana
como aislada. El Comit� Central del Partido de los
Comunistas expreso, al mismo tiempo que se movilizaba, que
para todos nuestros militantes seria un honor caer
combatiendo al lado de los revolucionarios cubanos.

En general esta oleada de resistencias se expresa
mundialmente, pero es altamente destacable la Revoluci�n
Bolivariana de Venezuela en la que las masas asumen
protagonismo y un nivel de confrontaci�n muy elevado con el
imperialismo, contribuyendo a que otras luchas se levanten.

 

En nuestra apreciaci�n es necesario aumentar el respaldo
con la insurgencia colombiana, las FARC-EP; el fascismo de
Uribe fracaso en su intento de aislar a los combatientes de
la revoluci�n. La campa�a por la libertad del comandante
Sim�n Trinidad es una contribuci�n a esta significativa
resistencia antiimperialista.

Los meses que restan de este a�o y los primeros del pr�ximo
son estrat�gicos para detener el ALCA, tanto en su versi�n
original, como la llamada Light o "a la carta", propuesta
por los EEUU en la Cumbre de las Am�ricas en Monterrey en
enero pasado.

La gran campa�a ideol�gica del imperialismo con la tesis
del fin de la historia y las ideolog�as, del pensamiento
�nico fue de duraci�n ef�mera, aunque estuvo planificada
para una larga duraci�n. El fen�meno de la
desideologizaci�n fue derrotado con grandes luchas
sociales, rebeld�as de gran alcance al capitalismo salvaje
y a su arquitectura te�rica y pol�tica, y con la firmeza
con la que las fuerzas revolucionarias defendieron y
desarrollan el marxismo-leninismo, ante la oleada
contrarrevolucionaria que pretendi� sofocar y sepultar las
ideas de Marx. Hoy se recurre y se apuesta a la confusi�n,
proveniente de los denominados renovadores. Ya
anteriormente expresamos lo negativo de tesis como la de
Toni Negri del imperio y cumpliendo el mismo rol aquellas
de poder desde abajo, las que adoptan actitudes
antipartido, antiorganizaci�n.

La lucha de las ideas, el frente ideol�gico es fundamental
para los comunistas. Subrayamos que empatando con las
movilizaciones y resistencias, asoma nuevamente la
intelectualidad progresista. En noviembre sesiono en M�xico
el Encuentro Internacional en Defensa de la Humanidad,
condenando las tendencias fascistas del imperialismo y
expresando su respaldo a todas las luchas. De valor
cualitativamente superior, el reciente Encuentro
Civilizaci�n o Barbarie, y la Declaraci�n de Serpa, que
aprob�. En ella adem�s de la reivindicaci�n del marxismo y
su desarrollo creador se expresa la convicci�n "de que el
socialismo es la �nica alternativa a un sistema capitalista
que, al entrar en su fase senil, ha optado por una
estrategia irracional de agresividad desesperada que
amenaza con conducir la humanidad a la barbarie o, lo que
es lo mismo, a la extinci�n[1]". Los intelectuales est�n
contribuyendo a la defensa de la vida de las mujeres y
hombres, a que la cultura pueda continuar, a derrotar al
imperialismo.

El movimientismo y sus expectativas.

Es necesario expresar que el potente movimiento de masas
que cuestiona al capitalismo, sus instituciones, a la
guerra, acusa no los conocidos limites del espontaneismo,
m�s si los de que lo pretenden elevar a categor�a absoluta
y aspiran al movimiento por el movimiento mismo. Los
comunistas estamos frente a la posibilidad de que esa
fuerza, en la que la clase trabajadora y los propios
partidos revolucionarios se encuentran, pueda con acciones
concretas y espec�ficas parar al militarismo, la guerra y
superar esta crisis socioecon�mica constituyendo la
alternativa socialista y comunista.

Expresar nuestras opiniones, ampliar el radio de acci�n de
los movimientos sociales, proponer acciones concretas y muy
bien coordinadas, mantener el ritmo de la lucha, tal es el
reto de los opositores a la barbarie capitalista en el seno
de espacios como el Foro Social Mundial y el propio dise�o
del calendario de acciones globales.

M�xico insurgente.

Con el TLC, y el desmantelamiento del Estado, desde un
punto de vista econ�mico, jur�dico y hasta legal, podemos
se�alar que M�xico es pr�cticamente una colonia y que
procede un movimiento para reconquistar la independencia y
la soberan�a nacional, en la que la burgues�a, puesto que
abdico de sus responsabilidades en el Estado-Naci�n y
liquido el patrimonio nacional debe ser desplazada
inmediatamente del poder. Que la independencia solo es
posible constituyendo un Nuevo estado dirigido por la clase
obrera y sus aliados. No habr� independencia nacional sin
socialismo ni socialismo sin independencia nacional.

La clase obrera mexicana participa con firmeza en la
movilizaci�n contra el neoliberalismo. A las protestas se
agrega cualitativamente la fuerza de la clase, sus
organizaciones sindicales y sociales. El a�o pasado,
durante el mes de noviembre el pa�s se estremeci� ante una
gran agitaci�n sin precedentes en las que los sindicatos,
partidos revolucionarios y el movimiento social expresaron
su repudio a la pol�tica entreguista de Fox. En una
convenci�n nacional unitaria los sindicatos independientes,
las organizaciones sociales y populares acordaron crear los
comit�s de defensa proletaria y el Frente Sindical,
Campesino, Social y Popular, como unidad de la Promotora de
Unidad Nacional Contra el Neoliberalismo, la Uni�n Nacional
de los Trabajadores, el Frente Sindical Mexicano, en el que
destaca el Sindicato Mexicano de Electricistas, y varias
organizaciones campesinas. La unidad del PRS y el PCM el
a�o pasado en el nuevo Partido de los Comunistas, permiti�
que con una estrategia y t�ctica responsable, un programa
de ruptura, y una pol�tica unitaria fu�ramos capaces de
contribuir nacional y activamente en esta batalla decisiva,
superando el car�cter testimonial y exclusivamente
declarativo de otras organizaciones de izquierda
socialista.

El combativo movimiento levantado en defensa de los
trabajadores del Sindicato Nacional de Trabajadores del
Seguro Social ratifico la tendencia de los �ltimos meses:
en la lucha contra el gobierno de Fox, en la lucha contra
el neoliberalismo, y de manera directa en la lucha contra
el imperialismo, el movimiento obrero ha tomado la
vanguardia, fortaleciendo la lucha general, en lo social y
lo pol�tico.

El 31 de agosto y 1 de septiembre movilizaciones sin
precedente se dieron, y principalmente un paro nacional
exitoso. Es probable que una huelga nacional estalle en
las pr�ximas semanas. El pueblo mexicano, forjado en la
lucha antiimperialista, victima de la invasi�n de naciente
expansionismo yanqui, que mutilo su territorio, expreso
siempre sus convicciones profundas solidariz�ndose con las
justas causas emancipadoras de otros pueblos. Este es el
pa�s del que escribi� John Reed, el M�xico Insurgente, que
a pesar de la conspiraci�n medi�tica por acallar su combate
esta de pie, sumando su fuerza a una resistencia mundial,
que en algunos rasgos tiene ya car�cter de ofensiva.

Desde el Partido de los Comunistas apreciamos con optimismo
las resistencias, con ellas podemos contribuir a derrotar
el rumbo, militarista y las tendencias fascistas del
imperialismo, ratificamos aqu� nuestras opiniones de
niveles mayores de coordinaci�n de los partidos comunistas,
obreros y fuerzas revolucionarias. La propuesta de los
camaradas del Partido Comunista de Grecia de un fondo de
solidaridad debe asumirse y materializarse. Este Encuentro
es el mejor espacio con el que contamos los comunistas del
mundo, lo mismo que las redes solidnet y rednet. El Bolet�n
de Informaci�n es extraordinaria herramienta. La propuesta
de materializar reuniones regionales es algo objetivamente
materializable. El pr�ximo Foro Social Mundial, al que
muchos concurriremos requiere nuestra colectiva atenci�n.

Nosotros finalmente queremos expresar nuestro
reconocimiento a los camaradas del Partido Comunista de
Grecia, que enarbolando sus rojas banderas impidi� la
presencia de Powell en los juegos ol�mpicos, y sobre todo
por la iniciativa de estos encuentros que permiten el
aprendizaje colectivo de las experiencias de los partidos
hermanos.

La humanidad superara esta hora dif�cil, un mundo
socialista emerger�, no somos de los fatalistas que asignan
vocaci�n de suicido a los pueblos. El socialismo y el
comunismo son la perspectiva de la historia y de este
siglo, luchemos con todos para alcanzarlos.