15 IMCWP, Contribution of Party of People, Panama [Sp.]

11/10/13 5:35 AM
  • Panama, Party of the People IMCWP Es

Partido Del Pueblo del Panamá

En Panamá hemos avanzado pero la lucha continua

Una parte apreciable de la población Panameña, después de la salida formal de los norteamericanos de nuestro territorio y de la derrota que sufrimos producto de la innecesaria invasión del año de 1989, en fin, muchos de los que aspirábamos a concluir con la liberación de nuestro territorio, declaramos al mundo en general y al movimiento comunista en particular, que seguimos luchando hasta alcanzar la liberación de nuestro pueblo de la política neo-colonial impuesta por los Estados Unidos de América a través de los diferentes gobiernos que han manejado los asuntos del poder en los últimos 24 años.

El modelo de poder que surgió en Panamá a raíz de la invasión del 89, el así llamado bi-partidismo, el cual en su momento nos fue presentado como el nuevo modelo de democracia, ha entrado en una profunda crisis, que ha erosionado la institucionalidad llevando a la sociedad panameña a una situación revolucionaria donde el pueblo de Panamá ya no se contenta con la democracia participativa que tenemos y los gobernantes ya no pueden imponer sus intereses políticos y económicos tan fácilmente .Este modelo del bi-partidismo impuesto por la invasión norteamericana durante su plena vigencia permitió la alternación en el poder de los partidos de centro derecha que mediante la aplicación de medidas de corte neo-liberal, causaron un importante deterioro de la sociedad panameña en los niveles de seguridad ciudadana, pobreza, deuda pública, corrupción, seguridad alimentaria, salud , etc.. La bancarrota política, a la que llegó el bi-partidismo permitió que en la última elección celebrada en el año 2009, el poder político de Panamá se desplazara más hacia la derecha. Este nuevo gobierno de la derecha constituido fundamentalmente por sectores de la burguesía comercial con fuertes vínculos con el capital financiero transnacional , se ha constituido en un poder autocrático, déspota y desconocedor de las reales necesidades de nuestro pueblo. La descomposición de la situación política panameña ha actuado como un catalizador para que en la actual coyuntura política se dé una especie de apertura que ha permitido que fuerzas que anteriormente estaban enfrentadas , hoy busquen puntos de acercamiento para enfrentar a un enemigo común, que amenaza con destruir a la nación panameña a través de un aumento desmedido de la deuda externa que por impagable puede poner en peligro la existencia del propio canal como propiedad del estado , el desmantelamiento de las estructuras de la seguridad social y la entrega de su patrimonio natural en tierras, aguas y recursos minerales, a la voracidad del capital extranjero.

Esta situación de la política nacional de Panamá, se da en medio de la crisis general del capitalismo, que en los términos de la América Latina se ha traducido en nuevas posibilidades para las fuerzas progresistas, revolucionarias y de izquierda, incluyendo a los comunistas, que hoy de alguna manera dominan el escenario del manejo de los gobiernos en un número plural de países, sobre todo de la parte sur del continente.

Para los comunistas panameños el panorama de la correlación de fuerzas en nuestro continente, favorable en gran medida al avance del progresismo latinoamericano, también encierra sus peligros, sobre todo cuando se confunden los deseos de lo que queremos que sea con lo que posible que ocurra realmente a nuestro alrededor. Este vicio, en nuestra opinión, va aparejado a la imposibilidad, muchas veces, de poder determinar los actores sociales con los cuales debemos tejer las alianzas tácticas, para avanzar hacia nuestra línea estratégica.

En este sentido, el Partido del Pueblo considera que de acuerdo a las etapas de la revolución panameña, nosotros nos encontramos en un proceso de liberación nacional , para el cual lo estratégico es la construcción de un estado de democracia nacional, participativo, no excluyente, en donde los trabajadores de manera preponderante, en concordancia con otras fuerzas, como el campesinado, profesionales, empresarios patriotas, etc., jueguen un papel destacado en el manejo del poder político. Hoy en Panamá, sólo con una gran alianza de muchas fuerzas, interesadas en la construcción de un nuevo modelo de país que incluya los cambios en lo económico y lo político, para un desarrollo más cónsono con las necesidades de nuestro pueblo, podemos avanzar.

Esta ruta de la revolución planteada por los comunistas panameños, que a primera vista pareciera ser algo sencillo de llevar a cabo, no lo és. En este camino nos hemos encontrado con muchas dificultades, sobre todo con fuerzas que se agitan en el campo de la izquierda política, las cuales en la práctica han asumido posiciones del oportunismo de derecha, como lo fue el caso en su momento del Partido Revolucionario Democrático, Partido creado por Omar Torrijos, cuando aún se le catalogaba como del centro izquierda, o también, por las posiciones del oportunismo de izquierda, como es el caso de la llamada ultra izquierda, que más parecieran ser fuerzas aliadas de la derecha en su lucha contra los comunistas.

El desarrollo de las condiciones de la lucha social y política en Panamá, con el agotamiento del modelo de desarrollo existente de seguir marcando la ruta a seguir , nos plantea la búsqueda de un nuevo rumbo., El deterioro de la situación política , caracterizada por un enfrentamiento entre los grupos que detentan el poder económico en este país y la descomposición y crisis de los partidos políticos tradicionales de centro derecha, que representan a la mayor parte de la oposición electoral al gobierno actual de derecha, ha abierto, como ya fue anotado en líneas anteriores, la posibilidad de una apertura, que coloca al Partido del Pueblo, en la posición de bisagra entre el movimiento popular y los partidos de centro derecha. En esta situación política compleja, tanto al movimiento popular, aún disperso en su mayoría, pero que está en la calle luchando por la solución de sus más sentidos problemas , como a los partidos políticos tradicionales en su preocupación por evitar que se haga realidad la intención del actual gobierno de mantenerse en el poder a como de lugar a través del dominio tanto del poder judicial y legislativo para lo cual hoy domina tanto al poder judicial como legislativo, los caracteriza un denominador común, y es que todos de alguna manera u otra están enfrentados al gobierno del Señor Ricardo Martinelli. La pertenencia, del partido del Pueblo ,por un lado , al movimiento popular donde posee prestigio y capacidad de influir en él y el reconocimiento de los Partidos políticos tradicionales ,por el otro, de la contundencia de los análisis y valoraciones sobre la crisis que cursa en Panamá, con lo cual queda claro la poca posibilidad de llegar al poder vía elecciones del 2014, constituye precisamente la circunstancia que ha colocado a los comunistas panameño en una situación de bisagra que permita la convergencia entre dos fuerzas disimiles: El Movimiento Popular y los Partidos Políticos Tradicionales.

Así las cosas, en opinión del Partido del Pueblo, en la actual coyuntura que cursa en Panamá, caracterizada por el enfrentamiento de amplias fuerzas al gobierno autocrático del Señor Ricardo Martinelli, la sociedad panameña transita por dos rutas al mismo tiempo: la político electoral y la político social. En este sentido lo nuevo de la ruta de lo político electoral que existe en tanto que constitucionalmente debemos tener elecciones en mayo del 2014,es que, en esta ocasión, más allá de lo tradicional de un comportamiento puramente electoral, la misma debe servir para movilizar a las masas partidistas a manifestarse en la calles contra la política del actual gobierno, de tal manera que en la práctica se den acciones comunes de lucha con el movimiento social que se mueve en las calles también. La confluencia de estos dos movimientos en la calle, debe conducir a la profundización y ampliación de las acciones comunes en el camino de la concreción de un frente único que finalmente se planteé una candidatura unitaria para enfrentar entre todos a la autocracia que hoy nos gobierna y así allanar el camino hacia una Democracia Nacional Participativa de amplia composición social.

Partido del Pueblo de Panamá

Noviembre del 2013